Conciliación familiar, ¿obligación de la madre o prioridad familiar?

     Cuando se habla de conciliación familiar nos viene a la cabeza las palabras caos, sacrificio y trabajo, cuando realmente deberíamos de pensar en disfrute, familia y trabajo. Así, como consecuencia de la perspectiva empresarial sobre el tema y de la falta de conciencia social sobre el mismo, se está convirtiendo en un tema tabú en lugar de en un tema de orgullo.

     ¡Enhorabuena, estás embarazada! ¿Y ahora qué? Pues bien, si no tienes la suerte de estar en una empresa conciliadora con las familias, tienes dos opciones: hacer valer tus derechos sabiendo que la empresa cambiará radicalmente su actitud contigo, o perderlos y tenerles más o menos contentos. Sí, sólo más o menos, porque desgraciadamente en cuanto vuelvas de la baja maternal serás un estorbo para ellos. ¡No sabes como temen que les digas que tu hijo está malo, que necesitas cambiar un turno o entrar media hora más tarde…! Ainss añorada flexibilidad horaria…

Resultado de imagen de acuarela madre con bebe

       Pues bien cuando ya te paras a pensarlo todo friamente te ves ante esta tesitura: ¿por qué siento que la conciliación es más bien una obligación mía? Nos olvidamos de los madres. Vale, el famoso pediatra Carlos González confesaba hace unos días lo necesario que es biológicamente que la madre esté con el/la peque los primeros 3 años. Pero no olvidemos que los hijos también necesitan tener presente la figura del padre. De nada sirve que la madre esté en casa con sus hijos si el padre se va cuando aún duermen y vuelve cuando ya están dormidos… ¿Y cuál es la solución? Fácil. Conciliación compartida. En casa yo estoy de excedencia y maridico a jornada reducida. Cuando se me acabe la conciliación, si las peques no están preparadas (o nosotros) para dejarlas en guardes, con niñeras,… lo haremos al revés. Y no, ni cobramos un pastón (trabajamos ambos en un supermercado) ni nos tocó la loteria. Simplemente es cuestión de prioridades. Es obvio que según la base de endeudamiento con la que partamos en la andadura m/paternal marcará el desarrollo. Pero también es obvio que hemos crecido y nos han educado y amaestrado en un modelo consumista horroroso y realmente innecesario. Compañeras me recalcaban que ellas preferían sacrificar horas de estar con sus hijos por trabajar más para ganar más dinero. Así, les podían llevar a Disneyland y comprar de todo…  Bueno, lo respeto (porque hay que respetar todas las opiniones) pero desde luego no lo comparto. Prefiero invertir tiempo en mis hijos que dinero en modo consumista. No sé, es cuestión de prioridades…

Resultado de imagen de acuarela padre con bebe

    Así que ésta es mi reflexión del dia: ¿Qué es realmente la conciliación? ¿Es una obligación de la madre o una prioridad de la familia? Pues bien, a estas alturas la mayoría de las madres lo tenemos claro: debería de ser una prioridad familiar, pero en realidad es una obligación únicamente de la madre. En este país, con las políticas conciliadoras que tenemos, su no aplicación, la falta de información y la falta de formación en el tema, es casi imposible que sea así. Pero no debemos de rendirnos. Debemos de trabajar unidas, todos a una. Debemos dejar que los papis tomen también el mando de la conciliación. Debemos conseguir normalizar la conciliación compartida para que el hecho de que un padre concilie no se quede en una mera anécdota. Sólo así lograremos una conciliación real en nuestra familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s