PLAN PARA LA PROMOCIÓN DE LAS MUJERES DEL MEDIO RURAL (2015 ‐ 2018)

    En el post de hoy, os acerco un poco el plan de promoción de las mujeres en el medio rural. Yo vivo en un pueblo. Y no lo cambio por nada. Pero he de reconocer que en algunos aspectos se queda corto. Uno de ellos es el laboral. Tener igualdad de oportunidades laborales en un pueblo con respecto a una ciudad es imposible, por lo que se tiende a ir a la ciudad. Así, se terminan centralizando todas las oportunidades y servicios en las ciudades.
   Es más, el modelo de convivencia en los pueblos, sigue siendo aún bastante machista (más aún si son pueblos con una población envejecida), por lo que la dificultad del acceso de la mujer al mundo laboral se multiplica por dos. En mi  pueblo no he visto ni una mujer labrando un campo o criando vacas. Tampoco he visto ningún amo de casa. Y eso que somos muchos jóvenes. Sólo espero que sea por decisión propia y no por falta de oportunidades o de información.
Resultado de imagen de igualdad
   Así, para empezar a trabajar la conciliación y la corresponsabilidad e intentar promocionarla, el Gobierno de España a través de los Ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; Educación, Cultura y Deporte; Industria, Energía y Turismo; Fomento e Interior; dedica un capítulo en su Plan de Promoción de Mujeres en el Medio Rural. A continuación os lo adjunto:

“El desigual reparto de cargas familiares y de cuidados y la dificultad de conciliar la vida  familiar, laboral y personal es, como hemos visto, una de las principales causas de que las mujeres del medio rural tengan que optar en muchas ocasiones entre su familia y el trabajo o un puesto de responsabilidad en la toma de decisiones.
   En las zonas rurales las mujeres cuentan con menos medios y recursos a su disposición en lo que se refiere a la atención o el cuidado de niños, niñas y mayores, por lo que su papel como cuidadoras no les permite dedicarse a otras tareas en el ámbito laboral o en el ámbito público en general, por las importantes cargas que asumen en el terreno doméstico.
   Diversos estudios señalan que, mientras que en términos generales las mujeres que habitan en el medio rural están insatisfechas con la organización de su tiempo, los  hombres sí lo están, un dato que refleja que siguen existiendo mayores resistencias en  varones y en general en la sociedad de este medio rural ante la posibilidad de afrontar tareas  en el seno del hogar y, con ello, ejercer la corresponsabilidad.
   Al objeto de evitar y/o aliviar estas situaciones, en el marco del presente Plan, se  desarrollarán las siguientes acciones:
    – Desarrollar un programa desubvenciones para la realización de servicios de apoyo socioeducativo a la primera infancia en el ámbito rural dirigidos a facilitar la conciliación  entre la vida laboral,familiar y personal.
   –  Apoyar la implantación de planes de conciliación y corresponsabilidad por las  entidades locales, en colaboración con la FEMP.
     –   Incluir el desarrollo de actuaciones específicas que favorezcan la conciliación laboral y familiar, así como la calidad de vida de las familias en el medio rural, como uno de los   criterios de selección de los proyectos que se financien con cargo al crédito para programas  sociales de apoyo a la familia y la infancia, en colaboración con las CCAA.
     –   Apoyar el desarrollo de actuaciones de crianza saludable, educación familiar y  parentalidad positiva en el medio rural, gestionados por entidades sociales.
      –  Racionalizar los horarios de trabajo, mejorando la conciliación en el sector pesquero  y acuícola, a través del impulso de actuaciones de información, formación y sensibilización sobre nuevas fórmulas de organización laboral, usos del tiempo, así como concienciación y corresponsabilidad entre sexos.
      –  Diseñar y poner en marcha una campaña de sensibilización destinada a facilitar y  promover la conciliación dirigida fundamentalmente al público infantil y adolescente a  través de los centros educativos.
        –  Promover la creación de recursos, públicos y privados, de prestación de servicios a la población y atención a la infancia, personas mayores o en situación de dependencia, en el  sector pesquero y acuícola.”
   No hay trabajos de hombres y mujeres, las tareas domésticas no son sólo obligaciones de las mujeres, y la conciliación no es sólo cosa de mujeres. Nos queda un largo camino en la educación por la corresponsabilidad.El momento es ahora. Pongámonos manos a la obra.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s